Che Café

Interior de Che Café
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 4,50)
Vistas: 1,575

Lo principal que deben saber de este lugar, es que deben visitarlo aunque sea, una vez. Si mal no recuerdo, fui 3 (o 4) veces a cenar y nunca tuve una mala experiencia. Lo único que podría considerarse como tal, es que el lugar no es demasiado grande y a veces hay que esperar, pero eso es algo que sucede en casi todos los restaurantes.

El fuerte del lugar son las picadas. Tienen por lo menos ocho tipos diferentes, según algunas regiones o el tipo de alimentos: alemana, criolla, marina, etc. Básicamente cada una consta de dos partes. La primera, es la tabla de alimentos fríos que son casi comunes entre todas, con pocas diferencias (para destacar: te traen un pan grande casero muy rico). Y la segunda, son las cazuelas calientes que suelen tener lo que identifica a la picada. La última vez que fuí había pedido la árabe cuyo principal arsenal era una especie de ¿pan? (no se que era) con un relleno muy rico y picante pero al nivel perfecto.

Me considero una persona que come bastante, y sin embargo siempre sobraron alguna que otra cosa. Les va a ser difícil quedarse con hambre.

La ambientación del local es perfecta. Te brinda una sensación como de estar en un lugar muy íntimo y familiar. Todas las paredes y columnas están adornadas y decoradas con cientos de elementos totalmente vintage, antigüedades. Incluso en una parte del salón hay un piano, hubiese sido demasiado perfecto que alguien estuviera toda la noche tocando, pero no tuve esa suerte.

La atención también es muy buena. Los mozos son chicos y chicas jóvenes muy amables. Nunca tuve un solo problema.

Lo único malo de todo esto son los precios, que no es de las picadas más económicas. En este apartado no hacen honor al nombre. Pero a fin de cuentas, el lugar, la atención y por sobre todo la comida, lo valen.

Datos del Lugar

  • Direccion: Olavarría y San Lorenzo, Mar del Plata, Buenos Aires
  • Teléfono: 0223 451.9342

Fotos

Related Posts with Thumbnails

Acerca del Autor

Matias es un amante de la música, libros, películas, juegos y todo lo que es computadoras. La comida también es otra de sus pasiones, tanto, que si no come lo suficiente en el día su humor se torna bastante negro. Carnívoro por excelencia.